La habitación de los niños

Hoy organicé toda la ropa de los niños. Lavé toda la ropa sucia que tenía, mía y de ellos, y luego saqué toda la ropa que tenía en sus armarios. Un cajón para ropa de Marcos de día a día. Otro para Sebas. La ropa más elegante de uno y otro colgadas de sus perchas. La ropa de invierno a un lado, la de verano al otro. Un cajo para los calcetines y calzoncillos de Sebas, y otro cajón para Marcos. Uno paras los pijamas de uno, y otro para los del otro. Bajé la cama de Sebas de las alturas porque todas las noches sentía que se iba a caer de la litera. Las coloqué una al lado de la otra, como siempre tuvimos mi hermano y yo.

Ya quedó mi habitación lista el fin de semana pasado, y ahora lo de los niños. Poco a poco.

Deja un comentario

Archivado bajo Relato

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s