Cacao mental

La cosa no sigue bien. Hoy cociné una crema de calabaza para morirte. Y no fui a la misa de la mamá de Mati. Mi padre sigue muy mal. Mañana me levanto a las cinco y cuarenta y cinco para ir a montar bicicleta. Y luego comeré la crema de calabaza que me quedó de muerte. Lo mal que lo habrá pasado hoy Mati. Y mi padre. Y mi madre. Y mi hermana. Y la pinche crema de calabaza que está para mandarla a un concurso. Ya tengo sueño solo de pensar a la hora que me tengo que levantar. Yo pelé la dichosa calabaza y no veas lo dura que estaba. Está muy dura la cosa con mi padre. Hoy habrá sido muy duro para Mati. Mañana hago 30 millas en bicicleta. Espero que no esté muy duro el día. Y si no al menos tengo la crema de calabaza, y a Mati, y sobre todo a mi padre.

2 comentarios

Archivado bajo Reflexión, Relato

2 Respuestas a “Cacao mental

  1. Alvaro

    Animo amigo estos momentos son muy duros, pero sois una gran familia!!!!

    Tenéis todo nuestro apoyo!!!! Animo!

    Besos.

  2. Gracias amigo. Mándame tu móvil por Facebook para que te cuente cómo va la cosa. Un abrazo y gracias otra vez por el consejo aquella noche en el japonés.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s