Tantas cosas que contar

Hoy puedo escribir de muchas cosas. Será el café. Me espera una noche larga, por el cansancio y el café. Pero seguro más por el café que por el cansancio. Definitivamente por el café. Cuando sea escritor, escribiré en las noches, y tomaré café. Me inspiro y me despierto. El café me inspira y me despierta. Y también me vuelve loco. O me acelera. Creo que me acelera más que me enloquece.

Hoy puedo escribir de muchas cosas. Como de lo tanto que me aburre Facebook. O más que Facebook, las gilipolleces que ponen la mayoría de los cuatrocientos y pico “amigos” que tengo. Pero mira que ponen gilipolleces. Os pasa a vosotros? O podría escribir de la extraña necesidad que tiene la gente en este país de hablar de si mismos a base de pegatinas en los coches. El auto no es un medio de transporte, es un medio de comunicación. Nos gusta encajonarnos en estereotipos a base de pegatinas. Soy deportista, maratoniano, triatleta, o tengo a mis hijos en un colegio de pago, o creo en Dios, o en la Virgen y el espíritu santo. O no creo en Dios. O quiero Coexistir. Soy de España, o hincha de los Dolphins con mi estúpida banderita, o colombiano o lo que es el colmo, catalán (que por cierto ni dios sabe en esta ciudad que esa es la bandera de Catalunya, pero bueno). También podría hablar de mi terapia culinaria. Cocinar me relaja, oh sí. Hoy cociné pasta con cangrejo al limón, y una tortilla de patatas y calabacín. Una ensalada gigante con gambas y pollo a la plancha.

Pero podría también hablar de cosas más personales, como que temo dormir solo el resto de mi vida. Y que no le daré la oportunidad a nadie por mucho tiempo. Porque así lo quiero, y he decidido. O mejor escribo de las pegatinas que pegué en mi coche. TRI, de triatleta. 13.1 porque se supone que hago medias maratones, a pesar de no haber hecho ninguna. Pero llevo dos años entrenando. Pero no he hecho ninguna. Y me dio la gana y puse la pegatina. Y también puse una gilipollez en Facebook.

Seguro al rato vuelvo a escribir. Por el café.

8 comentarios

Archivado bajo Reflexión, Relato

8 Respuestas a “Tantas cosas que contar

  1. jaja muy bueno🙂 pero ¿el café era solo o le añadiste algo?, porque menudo desbarajuste de mente tenías ¿no? Lo que no entiendo es eso que dices “Y que no le daré la oportunidad a nadie por mucho tiempo” así entiendo que a pesar de todo, prefieres tener la camita para ti solito .. (que a mi no me importa, eh? pero lo leí y no me cuadraba, con lo que acababas de mencionar)
    Por cierto, y por sentirme aludida… no hay mejor publicidad que poner algo en un coche, lo paseas en infinidad de sitios y quien quiera saber ya preguntará (por lo de la “senyera” catalana…)

  2. Jajaja, o sea que tienes una banderita catalana? jeje, muy bien. Di que yo he llevado la española hasta que compré coche nuevo. Tienes razón, de momento la prefiero para mí, aunque me queje🙂. Y el café solo tenía azucar. Lo que no sé si el café (que es de mi roommate Betty) tenía algún aditivo. Sí me puso a mil!!

  3. la verdad que no llevo ni banderita, ni burrito… no soy partidaria de enganchar nada en el coche. Pero, todo es respetable¡¡

  4. Entonces por qué te diste por aludida? Y sí, respetamos todo en El Mortero🙂

  5. “catalán (que por cierto ni dios sabe en esta ciudad que esa es la bandera de Catalunya, pero bueno).”
    Llevan esa bandera como símbolo de una nación…. 🙂 No soy nacionalista, pero el odio que otras comunidades nos sienten, me agudiza el sentirme orgullosa de ser catalana. Y que conste que si salgo de España, YO soy española.

  6. Interesante tu punto de vista (El odio que otras comunidades nos sienten). Siempre pensé que, en general y que quede claro🙂, era el pueblo catalán el que discriminaba y no el discriminado.

  7. Muchas cosas son por culpa de la política, y de los que se creen con el poder suficiente de decidir por el pueblo pero, ¿en algún momento te ha parecido que yo pueda sentir odio hacia los habitantes de otros pueblos? Cada comunidad tiene su riqueza cultural, y ninguna debe pensar que es mejor que el resto, pero tampoco tienen el derecho de sentirse ofendidos porque un pueblo quiera lo que es suyo…
    Pero esto, siempre es opinión de alguien que también se considera española, por lo cual, es muy probable que los que se sientan discriminados sean aquellos de raíces solamente catalanas…

  8. Tienes razón, es todo provocado por los políticos, y no, nunca me ha parecido que le tengs odio a nadie (por eso me caes bien)🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s