Archivo mensual: mayo 2011

Algunos recuerdos

Alguna vez comencé a escribir mis recuerdos con la intención de no olvidarlos jamás. Empecé desde el principio, desde mi primer recuerdo allí por los últimos suspiros de los años setenta, en Benidorm, con mis padres, mi casa, mi tío, la playa, mi tía, Murcia y mis abuelos, mis tíos, y de ahí fui avanzando. El domingo un amigo descubrió mi blog desde Santo Domingo y me hizo recordar más cosas. Cuando jugábamos en el instituto en Palma, o cuando le gastábamos bromas a su madre haciéndome pasar por un representante de Antena 3 diciéndole que había ganado un concurso en la televisión. Ayer me preguntaban que cuándo empecé a escribir y por qué, y recuerdo el momento concreto que quise ser periodista, y también cuando escribí mi primer cuento en la habitación de la casa de mis padres en Cancún. También recuerdo el día que descubrí U2, en una cinta (tape) vieja con las letras gastadas en mi habitación de Palma. Era The Joshua Tree, y ese día cambió mi vida. Y otro día que cambió mi vida fue el 12 a 1 a Malta en el bar del pueblo de mi padre, con mi abuelo y muchos otros hombres que lloraban al televisor con cada gol de España. Y para goles el de Zamorano en el 95, o el de Mijatovic en el 98, o el de Zidane en el 2002 y por supuesto el de Iniesta en Sudáfrica. Andrés vino a verme, justo al corner donde yo estaba sentando, escondido entre el júbilo, llorando y como no, recordando. España celebraba en una montaña humana a escasa seis filas de donde yo estaba, recordando. Recordando a mi abuelo, y la goleada a Malta, y a Zamorano, y Benidorm, y mi familia, y U2.

2 comentarios

Archivado bajo Relato

Lost

No pude terminar el último capítulo de Lost. Se me hizo tarde, pero mereció la pena.

Deja un comentario

Archivado bajo Relato

Facebook y sus paranoicos

La mayoría de los amigos que tengo en Facebook no los he pedido yo. Muchos no los conozco en persona. Algunos amigos, que sí conozco, hace mucho tiempo que no los veo. Pero al fin y al cabo, amigos todos son. Ya me ha pasado dos veces que pido a alguien que en realidad no conozco personalmente, pero es amiga de alguna amiga o amigo, que compartimos los mismos intereses, y por su puesto que se ve interesante en la foto, pero lo que recibo es un mensaje preguntándome si nos conocemos. No, le contesto, precisamente por eso te pido, porque vi que te asociaste a MI grupo de El Dictador, vi que eres amiga de una amiga, por lo tanto quizá planeas venir a una de nuestras reuniones, eventualmente nos conoceremos en persona, y por eso te pedí. Porque estoy en Facebook para saber de la vida de mis amigos, pero también para hacer nuevos.

Cuál es el pinche problema de aceptar gente que no conoces? No llegamos a una fiesta, o una cena y algún amigo nos presenta a alguien y hablamos durante horas, y nos contamos cosas personales, incluso podemos terminar intercambiando el número telefónico. Y no hay problema. Pero cuando se trata de hacerte amigo de alguien en Facebook, herramienta que fue creada con ese fin, entonces hay gente que tiene una visión conservadora sobre el asunto.

Facebook debería quitar el botón de Add as a Friend para los tontitos que no quieren que nadie los pida.

Deja un comentario

Archivado bajo Reflexión

En el Mar

El que escribió: “En el mar la vida es más sabrosa” es un genio. Un gordito bronceado es mejor que un gordito blanco. Una gordita bronceada está más buena que una blanquita. Un cabello despeinado por la sal y la arena te hace lucir más sexy que un cabello despeinado por la sal del sudor de limpiar casas. El rojo de una quemada de la playa es más atractivo que si te quemas recogiendo tomates a $2 la hora. El bronceadito del yate es más sexy que el bronceado del jardinero. Un cuerpo cubierto de arena no es lo mismo que cubieto de tierra. Las marcas del bikini son más atractivas que cualquier otra marca producida por un duro e intenso día de trabajo. En gafas de sol todo el mundo luce más guapo. Tumbadas en la arena boca abajo la mayoría de las tías suben cinco posiciones en cualquier Top lista de un hombre. Hablando de top, en top-less toda tía sube diez posiciones en la lista de un hombre. Y nudista? todas suben quince lugares. En el Mar, definitivamente la vida es más sabrosa o como mínimo menos sosa.

Deja un comentario

Archivado bajo Reflexión

Por ellos

Si alguna vez les he fallado, no fue mi intención. Siempre pienso en ellos. Actúo para que se sientan bien. Los apoyo, y los protejo. A veces los descuido a pesar de que pienso en ellos, pero seguro otras obligaciones se ponen en el camino, a pesar de que no son excusas. Son parte de mi vida, igual que pretendo serlo de las suyas. Una noche con ellos completa mi semana. Nunca los empujaría a cometer un error, por mucho que yo algún día los cometiera. No dejaría que cometieran ese error, aunque tuviera que agarrarlos del cabello. Los estoy disfrutando otra vez después de mucho tiempo ausente. Son pocos pero valen mucho. Son escasos pero suficientes. Son los mejores. Son mis amigos.

Deja un comentario

Archivado bajo Reflexión

Conversación entre un pepino y yo

Hoy me dispuse a hacer una tortilla de calabacín. Mientras pelaba el primer calabacín pensé:

–    Lari no los solía pelar… pero yo continué con mi faena.

Cuando empecé a pelar el segundo calabacín noté que estaba demasiado mojado y blando. Entonces me dije:

–    Qué raro que esté tan blando. Normalmente están más duros.

Entonces me vino un olor familiar y me dije:

–    Mmm huele a la ensalada griega que probé en casa de Liany. Huele al pepino que le ponía Liany a la ensalada griega.

Fue ahí cuando me di cuenta que estaba pelando pepino en vez de calabacín. Como no tengo ni puta idea de qué cocinar con pepino, a parte de la ensalada griega, que precisamente lo único que no le pongo es pepino, decidí regalárselos a mi madre. Me dispuse a pelar patatas para hacer una tortilla española pero esta vez me aseguré de que fueran patatas y no malanga.

Deja un comentario

Archivado bajo Relato

Ensalada

Sigo bajando de peso. Llevo comiendo ensalada tres días. Y raps con ensalada. Y pescado asado con ensalada. Y pollo asado con ensalada. Y hoy salmón con hongos, y ensalada. Me siento ligero. Me siento ensalada.

2 comentarios

Archivado bajo Relato