Archivo mensual: abril 2011

Meet me by the sea

Ayer no quise que se moviera el tiempo…

Jesse Harris – The Secret Sun
Meet me by the sea again
Past the point the shoreline bends
Where the sand is soft and warm
And hangs upon your golden arm
And time won’t move at all

We were once the only ones
Who knew of the secret sun
Shining down where no one goes
In a place that no one knows
And time won’t move at all
And time won’t move at all

Many lives have come between
You and me, the secret scene
But back there in the orange light
There’ll be no fear of the night
And time won’t move at all
And time won’t move at all

Deja un comentario

Archivado bajo Relato

Ofrécete

Ayer ayudé a alguien, por el simple y sencillo propósito de echar la mano. Sin recompensas, sin histrionismos, sin ni siquiera la espera de un gracias. Para aquellos que alguna vez me culparon de arrogante, siento que no llegarais a conocerme. Para los que en cierta ocasión me acusaron de pedante, o egocéntrico, no os culpo, porque fui yo el que no supo expresarse. Ayer me sentí satisfecho por hacer feliz a una amiga, una gran profesional y compañera. Se lo merece. Dormí tranquilo (feliz).

Deja un comentario

Archivado bajo Reflexión

Robert, meet Zoe

No todo en la vida es odio, y mal fútbol. También existe el amor, y la excelente música. Zoe, una chica canadiense, que con su chelo y un sampler hace una música mágica. Me llegó bien profundo la melodía de Optimist. Preciosa. Melancólica. Majestuosa.

Robert, meet Zoe y dime si esto no es fantástico y perfecto para cruzar el Mar Báltico.

Zoe Keating – Optimist

Un video fabuloso con su música.

Y para bajar la canción gratis… haz click en este link http://music.zoekeating.com/track/optimist-2

1 comentario

Archivado bajo Relato

Asco

Lo del Madrid hoy, penoso. Sin sangre. Sin actitud. Lo de Ramos, Pepe, Pinto, y demás, de cuarta división. Lo de Mourinho, que se largue ya. Cómo puede este señor sentarse en uno de los banquillos más prestigiosos de la historia del fútbol. Cómo puede este entrenador de pacotilla “plantear” un partido así en el Bernabéu, sí, el Bernabéu (y no voy a hacer un recuento de la historia de este estadio). El Madrid, que se dice pronto, porque tampoco voy a explicar qué clase de club es el Madrid, no puede tener como entrenador un especulador de atletas, porque futbolistas dejaron de serlo hace mucho tiempo.

He visto ganar al Madrid muchas veces, también perder, pero lo de hoy me produjo vergüenza, impotencia y me dio asco.

Deja un comentario

Archivado bajo Deporte

La novela de Pep Guardiola y José Mourinho

Pues a mí, esta novela entre Pep Guardiola y José Mourinho, me gusta. Y me gusta porque me saca de las monótonas y aburridas declaraciones de entrenadores y futbolistas. “Vamos a dejar todo en la cancha. Nos vamos a entregar a un 110% por cierto. Lo importante es dar espectáculo para nuestra afición”. Declaraciones que detesto, y me tienen harto. No soporto más noticieros interminables mostrando declaraciones absurdas y vacías, contestando del otro lado del micrófono preguntas sin profundidad.

Mourinho es un pesado y Guardiola un pedante desde la falsa modestia. Nuestro corresponsal en España, Robert Eizmendi, habla hoy en su blog de la absurda actitud del entrenador portugués de siempre hablar con trasfondo, y de la falta de fútbol en las declaraciones. Pero pregunto yo ¿cuándo fue la última vez que se habló de fútbol en una rueda de prensa? Yo quisiera que me hablaran del tri-pivote, o del quinto-pivote, o de si el Madrid juega con un delantero o dos, o si deben atacar a un Barça mermado. O quisiera que Guardiola me dijera cómo va a reemplazar la baja en el lateral izquierdo, o la ausencia de Iniesta, o de cómo pretende aguantar el ritmo físico del Real Madrid. Pero no, no hablan de fútbol, nadie habla de fútbol ya, por eso prefiero esta novela.

No recuerdo a tantos periodistas discutir unas declaraciones de rueda de prensa como se reaccionó hoy sobre el cruce de Pep y José, (bueno, sin contar las que nos brindaba de Maradona) y por eso, hoy prefiero tener novela y mañana espero que haya fútbol.

2 comentarios

Archivado bajo Deporte

Mi roomate tiene blog

Adrián es una excelente persona. Alegre como nunca he conocido a nadie. Un super camarógrafo, mejor productor y excelente editor. Y además fotógrafo. Sabe de musicales, baila y toca el piano de puta madre. Es un tío sano, aunque se pega sus marchas de Ron de vez en cuando, pero siempre controlando. Adrián es un tío de puta madre, y ahora ya tiene su blog.

La Palabra Canta http://lapalabracanta.wordpress.com/

1 comentario

Archivado bajo Relato

El ego de mi ego

La primera vez que me dejaron perdí la noción del tiempo. Recuerdo sentir tanto calor que perdí el sentido de lugar, en cualquier dirección. Y no fue porque tenía una gran cantidad de sentimientos por ella, sino porque un enano hijoputa acaba de presentarse, de pegarme una patada en los huevos. Fue porque ese día había conocido a mi ego.

Recuerdo algún amigo decirme que la habían visto con un tío mucho más mayor que ella en la sala de máquinas, y que le estaba metiendo la mano por debajo de la blusa. Y pensar que yo solo llegué a agarrar su mano con la mia sudorosa en aquellos veranos de Mallorca pero aún así me jodía que prefiriera la mano de ese tío debajo de la blusa antes que la mía. Con lo bien que lo hubiera hecho yo. Cómo prefería una mano mucho más vieja que la suya, y la mía. Pasado mucho tiempo la vi por alguna red social, o debería decir antisocial, y agradecí a aquel pavo por su mano, y su otra mano, y todo lo demás. Años después volvería a sofocarme, esta vez con más razón, aunque los síntomas eran los mismos. El puto enano era ya gordito, y calvo, y con una mala leche del carajo. Aquella vez me mordió del cuello y no me soltó durante días. Recuerdo no poder estar en un mismo sitio más de diez minutos. Todo me desesperaba. Solo quería que aquella que no me quería, me quisiese. Sin importarme nada, sin preguntarme si me convenía, solo quería ser en lo que otro se acaba de convertir para ella. Odié ser reemplazado. Y el enano reía. Porque eso es lo que hace el ego: disftura. Sonríe al verte sufrir, y te dice que no toleres ser menos que nadie, y que no entiendas por qué has de ser reemplazado, y que no soportes no tenerla más entre tus brazos. Su caricias, sus besos, su cariño debe ser tuyo, aunque ella no lo quiera así. Y el puto ego se cree que tiene razón, porque así le enseñaron a ser. Porque él es un tío feo, gordo, bajo y calvo. Mala gente, sin tema de conversación, un dolor de huevos de persona. Y por eso disfruta de verte sufrir, para que compartas con él su sufrimiento y su soledad. Y cuando lo dominas, cuando lo ves venir y consigues esquivarlo, el cabrón se vuelve loco. Y grita. Y se da con la cabeza en las paredes. Porque su ego (el de tu ego) lo tortura. Y le dice cosas como: ese tío feo no te puede dominar. Tu tienes que dominarlo a él. Cómo vas a ser reemplazado por control y tranquilidad. A qué mierda te vas a dedicar ahora. El ego de tu ego es más jodido que el tuyo propio. Ese sí es bajito y gordo, y calvo.

Hoy tengo a mi ego pegando gritos porque su ego no lo deja en paz.

1 comentario

Archivado bajo Reflexión, Relato