Manda huevos

Hoy llamé por primera vez a la policía. Regresaba del cumpleaños de mi cuñado Juan a la una de la madrugada por la 77 ave camino a mi casa. Normalmente suelo hacerlo con todas las ventanas bajadas y el techo abierto, pero ayer no sé que me dio que las llevaba todas arriba. De repente, a la altura de la 128 siento un golpe de la hostia. Miro todos los espejos, no veo nada. La calle desierta. Miro a mi ventana donde descubro una mancha clara, y yema, y por su puesto cáscara. Me lanzaron un huevo! La madre que los parió. Frené bruscamente, di la vuelta y regresé sobre mis pasos, más que nada para asustarlos, para imaginármelos diciendo Oh shit, he turned back! Pero entonces pensé que los debería acojonar aún más por lo que marqué el 911.

Lo cierto es que estaba asustado. Si bien no perdí el control del coche, si me asustó el tortillazo en mi cristal. Si hubiera llevado la ventana abajo me deja la cara de huevo. Me cago en su madre, pensaba yo entre risas. Serán unos zagales que están haciendo el pijo, pero que bien se lo estarán pasando los cabrones. Alguna vez, por ahí del 97 hicimos nuestras guerras de huevos por Le Jeune road, Max, el Chorbo, el Pelao, Ronald y yo. Me seguía riendo mientras se aproximaban las dos patrullas con las luces a medio gas. Le expliqué lo que había sucedido conteniendo la risa, me preguntaron si quería hacer un reporte pero les expliqué que solo quería asustarlos para que pararan de lanzar huevos. Hay que tener huevos. El cruce con la 127 parecía una sartén gigante a punto de revolver los huevos del desayuno continental. Había huevos por todos lados.

De camino a casa dominaron las risas.

2 comentarios

Archivado bajo Relato

2 Respuestas a “Manda huevos

  1. Hola, hoy leí esta historia, y lo que parece de risa… verás tengo una tía que es Sanitas en persona. Todos sus correos son remedios caseros para la salud. En serio, correo que recibe de ese estilo, correo que nos reenvía. Pero también me reenvió uno que hablaba de huevos y coches.. Me dio la risa, pero podría ser cierto.. decía algo así como que si circulando te tiraban un huevo al cristal, sobre todo, cerrara bien el coche y ni se me ocurriera pasar el limpia, y mucho menos bajarme a limpiar.. ya que era un método para atracar o robar el vehículo.. En fin, leyendo tu historia me acordé…

  2. Sí he escuchado esas historias… ésta era diferente. Di la vuelta porque estaba seguro de que eran unos chavales haciendo el tonto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s