Archivo diario: Martes, 11 enero, 2011

Starbucks, el Fast Drink camuflado

Tengo un amigo (Robert) que le joden los nombres de los cafés en Starbucks. A mí también. Y me encanta el Iced White Chocolate Mocha, no wip, easy on the ice, pero precisamente eso es lo que me molesta, ese nombre que parece más una jugada de fútbol americano que un café con chocolate.

Red twenty four, X blue seventy with splenda, leche tibia y un toque de canela, Hut, Hut, Hut. Penalty, fifteen yards!!

Whatever man! Si es que los pedidos del “Starbus” son una gilipollez. Un café solo, o un tegüí (Te con Whiskey como pedía en Mallorca mi tío Capote), un cortado o un simple te helado, eso es lo que hay que ver, pijo, no tanto latte, mocha o cappuccino. (Mmm el capuchino que rico)

Grande, mediano o pequeño, muy fácil cierto? Pues no, estos tíos al pequeño le llaman Tall, que tall es una persona alta. Al mediano le llaman Grande, que grande es algo… grande. Y al grande le llaman Venti, que en italiano significa veinte y como el vaso es de 20 onzas pues ala, le llaman venti. Nada, que las primeras diez veces que pedí grande queriendo decir, precisamente grande, pero en realidad quería el tamaño venti, me daban el café mediano en vez de el GRANDE.

No deja de ser un lugar de Fast Food, en este caso Fast Drink camuflado. Y por estas tres razones lo comparo al McDonals del café: Está muy bueno, engorda un huevo y te crea adicción. Igual que la Whopper o el Big Mac.

Deja un comentario

Archivado bajo Reflexión