Archivo diario: Lunes, 4 octubre, 2010

La indiscutible autoridad de los padres

Esta mañana Sebas me dijo que no le había dejado el pelo bonito después de peinarlo. Claro, le pedí perdón por entorpecer su propuesta hacia algunas de las chiquillas y posibles víctimas del cortejo del muchacho.

Horas más tarde, mientras le insistía a que comenzara a comer el arroz con salsa de tomate y gambas que le había preparado de cena, me dijo que no le gustaban los carrots (zanahorias). Le dije que eso rojo era tomate, pero me explicó que tampoco le gusta el tomate. Me levanté de la silla y puse los brazos en jarra sobre mi abollada cintura mientras le pregunté varias veces en un tono seco:

¿Te vas a comer el arroz?

Me miró muy serio. Movió la cabeza hacia arriba y luego hacia abajo. Ahh que autoridad que impongo, pensé yo rápidamente mientras Sebas movía, esta vez, la cabeza de izquierda a derecha. Capullo, pensé, que poca autoridad que tengo. ¿Será posible?

¿Te vas a comer la cena, sí o no?

Entonces me miró convencido de que lo que estaba por responderme tenía sentido y que por supuesto conseguiría que lo dejara en paz.

Papi, me dijo. Arriba y abajo es SI. De un lado a otro significa NO.

Anda la virgen. Entonces ¿te vas a comer la cena? Pensé yo, aunque ya no tuve narices a preguntarle. Comencé a reírme, Sebas me siguió y Marcos nos acompañó.

PD: No se comió el arroz.

Mirar el video aquí

Deja un comentario

Archivado bajo Relato