Archivo diario: Martes, 7 septiembre, 2010

Mis cinco mujeres

Hoy los niños cenaron, lo juro. Nada más llegar, bueno al rato, serían las seis o quizá las cinco, comieron arroz chino que sobró de ayer. Luego se fueron a la piscina con mi sobrino Dylan. Yo cociné y hablé por teléfono o hablé por teléfono y cociné. Cuando terminé de hablar por teléfono y de cocinar, los bañé. Marcos me pedía que quería cenar porque no se acordaba que lo había hecho. Le di un muffin y a Sebas otro. Los bañé y seguían quejándose. Después de bañarlos les dije que les daría dos vasos de leche antes de acostarse, pero que no podían decirle a mami. Marcos se calmó. Sebas me preguntó que a qué mami no le podía decir a lo que le pregunté que cuántas mamis tenía. Me dijo que cinco.  No estaría mal pensé: una podría ir a clase, la otra podría cocinar, otra podría darles de cenar, otra podría bañarlos y la última ponerlos a dormir.

Yo podría hablar por teléfono.

PS: Sebas me dijo que se lo diría a mami. Me jodí.

3 comentarios

Archivado bajo Relato