Archivo mensual: septiembre 2010

El cartero

Ser cartero fue alguna vez atractivo. No solo por el tono heroico que recibe en The Postman, o por el polvazo que se pega Jack Nicholson con Jessica Lange en El cartero siempre llama dos veces (The Postman Always Rings Twice) sino porque a todos nos ha hecho siempre ilusión recibir algo en el correo, al menos a mí.

Ya sea algo que haya comprado, o las cartas que en su día escribía o las películas de Blockbuster, lo cierto es que siempre he recibido el correo con cierta ilusión y expectación, esperando recibir alguna sorpresa. Pero eso era antes. Hoy paró el cartero en mi puerta con su horrible coche cuadrado, ese que lleva el volante del otro lado, yo que salía de casa lo saludé y el pavo ni me miró. Dónde quedó aquel cariño entre carteros y el vecindario que tantas veces nos ha mostrado el cine americano. Ahora solo nos llenan el counter de la cocina de ofertas del Win Dixie, propagandas absurdas, ofertas para sacar otra tarjeta de crédito, y por su puesto, muchas cuentas que pagar.

La próxima vez que vea a mi cartero le explicaré que o deja de llenarme el buzón de papeles inútiles o le pincharé las ruedas de juguete de su carteromovil.

1 comentario

Archivado bajo Reflexión, Relato

De vuelta al trabajo

Muchas veces, la mayoría, prefiero no tomarme vacaciones para no tener que sentir el agobio de volver al trabajo. Prefiero ir embalado, con el ritmo de la locura diaria y no frenar para luego tener que arrancar de nuevo. Una vez cuesta abajo no siento el agobio, pero parar por dos semanas y tener que escalar de nuevo cuesta arriba me produce mucho estrés.

Deja un comentario

Archivado bajo Reflexión

Tormenta tropical

Hoy llovió, nada más. El tío del tiempo dijo que era una tormenta tropical y que estaría lloviendo por tres días. Como estoy escribiendo esto hoy viernes os puedo decir ya que solo llovió el martes y un ratito de miércoles, ni tormenta ni leches.

Deja un comentario

Archivado bajo Relato

Ya no me acuerdo

Qué hicimos el lunes… ya ni me acuerdo. Creo que comimos carne asada, ah sí, fue carne de Gracianos, un vacío angus que estaba para morirte de bueno.

Deja un comentario

Archivado bajo Relato

Domingo de paella

Qué gran día. En casa de mis padres comiendo paella con mis tíos, mis hermanos, todos al completo.

Deja un comentario

Archivado bajo Viaje

Promesas

Ahora sí que tengo que escribir pendejas por avanzar. Una promesa es una promesa pero escribir por escribir también es una tontería.

Deja un comentario

Archivado bajo Viaje

Avanzando

Es que tengo mis tíos aquí y no hay manera de sacar tiempo para escribir.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized