Archivo diario: Domingo, 8 agosto, 2010

Pinche locura

Aquí empezó todo. Unos años atrás, en un viaje a Cancún decidí comenzar a escribir todas esas historias que tenía entre mi cabeza y unos papeles. Desde entonces persigo una realidad, ya que dejó de ser un sueño o una idea hace tiempo.

Cancún tiene algo que me empuja a escribir, quizá esta casa, la vista a la piscina, o el mar verde y azul. Una sensación extraña que percibo de su gente, esa apacible actitud, exagerada por momentos. O quizá nada de lo anterior tenga algo que ver sino tan solo aquí es el único lugar donde de verdad descanso, el lugar donde solo pienso en escribir. Y leer, porque también saco tiempo para leer. Aquí terminé el domingo Complot mongol de Rafael Bernal y empecé esa tarde El túnel de Ernesto Sábato. Cómo para volverse loco. Vaya dos personajes. Pasé de Filiberto García a Juan Pablo Castel.

Pinche Filiberto, piche Castel y pinche locura.

Deja un comentario

Archivado bajo Reflexión, Viaje