Archivo diario: Jueves, 8 julio, 2010

El amor de Durban

El amor en Sudáfrica se descubre igual que en Miami. Hoy vi el amor en los ojos de una mujer. Una mujer exótica, oscura, y su mirada era la misma que la que me miró el 19 septiembre de 1998, en nuestra primera cita en el Tu tu tango. Ella sentada en una mesa pequeña de un restaurante en Durban, enfrente, un chico nervioso, sentado al borde de su silla, con los codos apoyados con fuerza en la mesa, gesticulaba, vendía con soltura y convicción su plan de amor hacia esta chica. Ella, del otro lado de la mesa, descansaba su cabeza sobre la palma de su mano, ligeramente inclinada, mientras parpadeaba en cámara lenta. Una leve sonrisa respondía a los argumentos del muchacho, de vez en cuando unas risas lo tranquilizaban. Ella movía su cabellera de un hombro al otro, sensualmente, con cariño, para asegurarse que él viera las líneas de su cuello. Los dos se miraban a los ojos.

Yo, sentado en otra mesa, sentí el amor en Durban, el mismo que sentí en Coconut Grove aquella noche hace casi 12 años.

1 comentario

Archivado bajo Relato, Viaje