Archivo mensual: mayo 2010

Hoy Lari se enfadó conmigo

Aquí sigo. Las 11 de la noche del lunes y sigo en el trabajo, pero al menos con una cosa menos que hacer: la entrada del domingo (la acabo de publicar).

Hoy Lari se enfadó conmigo, y con razón. Habíamos quedado que yo iba a buscar a los niños al colegio, los llevaba a natación y preparaba la cena. Ella iba por la verdura orgánica que nos entregan cada dos semanas. La llamé a las 2 diciéndole que no podría ir por los niños por lo que le tocó salir a las 4 del trabajo, ir a buscar a los niños, llevarlos a casa, cambiarlos, ir a natación, luego ir por la verdura a Coral Gables, ir a Publix, bañarlos e imagino que alguna que otra cosa que no se me escurre ahora por mi anestesiada mente. Eran las 10 de la noche cuando estaba llegando a casa después de ese gran paseo. Lo más probable es que cuando yo llegue a casa me den una patada en el orto, y bien merecida.

Yo no voy a escribir todo lo que he hecho hoy porque sería quitarle importancia a todo lo que Lari hizo, por lo tanto me limitaré a agradecer a esta gran de mujer la oportunidad que me está dando. Porque sin ella todo esto no sería posible. No habría cobertura del Mundial en Univision, ni habría sitio nuevo de UnivisionFutbol.com, ni tampoco se habrían lanzado todos los especiales en el sitio del Mundial. Lari no sale en ninguna presentación de ventas, ni tampoco es mencionada en ninguna de las 20 llamadas que tengo a la semana, tampoco recibe un correo de agradecimiento y mucho menos viajará a Sudáfrica un mes y medio. Pero todo esto no sería posible sin su paciencia, sin su apoyo y sin su colaboración.

Lo único que me queda es pedir cuatro días más. De aquí al jueves. El viernes llega mi madre, el domingo llega la suya. Y si bien la locura continuará hasta principios de julio que los niños se vayan a Cancún, al menos será compartida con su madre y a ratos su hermana.

Yo mientras tanto seguiré acordándome de Lari, y agradeciéndole este momento, para mí el más importante de mi vida laboral, y como no, personal.

Te quiero.

9 comentarios

Archivado bajo Deporte, Relato

Se me olvidó ir al baño

Estoy ante el mayor reto jamás propuesto por El Mortero. ¿Cómo escribir todos los días cuando son las 11 de la noche del lunes y no tengo tiempo de ni de ir al baño?

Hoy lunes en el baño, pensaba que hacía tiempo que no iba al baño. O sea, que no tengo tiempo ni para ir al baño, y pensaba, que jodido está uno cuando se te olvida que tienes que ir al baño. Tengo tantas cosas que hacer que mi propio cuerpo bloquea la necesidad de ir al baño. Mi mente se olvida a propósito el hecho de ir al baño, únicamente por falta de tiempo.
Nunca he tenido tanto trabajo en mi vida. Es flipante la cantidad de cosas que tengo que hacer y no me quedan horas para hacerlas antes de salir para Sudáfrica. Llevo 16 horas trabajando y no siente la necesidad de irme a casa. No he comido nada desde las 2 de la tarde. Solo he tomado dos cafés cubanos y no tengo hambre. En realidad no siento nada. ¿Habré muerto? No sé. Pero ni siquiera voy a revisar el texto, o sea que si hay faltas de ortografía… que se jodan. Es lunes y todavía no he escrito la entrada de hoy.

1 comentario

Archivado bajo Reflexión, Relato

¿Por culpa de quién no vi la Champions?

¿Podría culpar a Lari por haberme perdido la final de la Champions? Le dije: “grábame la final de la Champions en Fox o quizá dice Liga de Campeones. Está en el canal 3200, o por ahí. Ves a los 3200 y ahí lo verás”. Bueno, lo que tengo grabado es un show de mierda de NCAA Championship update del canal 602 ESPN. 

Pero ¿es culpa del que se equivoca o del que pide? Si yo hubiera estado en el trabajo lo hubiera grabado desde mi iphone. En el doctor, desde mi iphone. En el Publix, desde mi iphone. Pero estaba en mi cama, sin mi iphone. Y le pedí que grabara el partido por vago, por no levantarme e ir a la sala. Le podía haber pedido mi iphone si lo que quería era hacer el vago y no levantarme, pero no, le pedí que me lo grabara y lo grabó mal. Por lo tanto la culpa es mía por vago o por pedir mal.

Que se joda el Inter.

4 comentarios

Archivado bajo Deporte

Soy un inútil del baile

Carlos, Clara ¿os acordáis los bailes que nos pegábamos en el Graffiti? Y yo sigo pensando que sé bailar. Mi mente me sigue engañando. Vive una auténtica mentira influenciada por aquellos días de verano en Calas, donde más que bailar lo que yo hacía era correr.

No recuerdo que bailara, solo recuerdo caminar alrededor de la pista, siguiendo el ritmo de la música, observando quien bailaba bien. En mi paseo recuerdo correr levantando las piernas hacia atrás, sino recuerdo mal lo copié de Clara. También abría una pierna para un lado, regresaba al centro y abría la otra pierna siempre al boom boom del tecno de los 90. Recuerdo pasos que me copié de algún turista que pasó por Calas, uno de tantos, esta vez en el RockCola. Los observaba, los practicaba en mi casa mientras me alistaba para salir de marcha y los perfeccionaba en la pista. Los turistas regresaban a casa a los 15 días y yo hacía míos los nuevos movimientos, hasta que me topaba con otro guiri con un ritmo nuevo. Así pasé mi juventud, robándome pasos de otros, sin en realidad analizar si esa gente bailaba bien o no.

Años después todavía creía que aquellos pasos de los 90 deslumbrarían a mi pareja como en alguna ocasión sucedió con alguna turista borracha en Calas. Mi mente no entendía la cara de sarcasmo de mi mujer cuando le afirmaba que yo bailaba bien. Se creaba un raro conflicto en mí. ¿Por qué se reirá entre soplidos, girando los ojos hacia un lado cuando le digo que bailo bien? Ostias, me decía a mi mismo, pero si yo bailo bien. Y claro, el problema es que no bailaba bien. Me había quedado en aquellos brincos sin sentido de los guiris ingleses. Y era lógico que mi mujer se riera, si es que los ingleses no bailan bien y los españoles vamos casi de la mano.

Hoy por fin reconozco que no sé bailar nada. Por su puesto soy un torpe en la salsa, el merengue y todos esos sonidos del caribe que mi oído no consigue descifrar.  A pesar de haber ganado el primer premio de baile en el instituto bailando Vals y cha-cha-cha, soy un inútil para el baile en pareja. Después de varias clases de Swing y Tango, mi mujer decidió no pasar más vergüenza de la mano de un tronco como yo. Y me jode porque la música me gusta, y también me encanta bailar, pero mira que soy malo macho.

Personas que recuerdo haberles copiado algún que otro pasito:
Clara
Carlos Mozos
Sergio
Carlos Millet
Juanmi
Mike Álvarez
Y muchos, muchos guiris.

7 comentarios

Archivado bajo Relato

Dejo todo para el último momento

Antes de salir para Sudáfrica tengo una lista interminable de cosas que hacer. Y todas son tan o más importante que la otra, por lo que no puedo empezar a posponer cosas para el regreso. Tengo que comprarme tres tajes, seis camisas y tres corbatas. Vacunarme de hepatitis A y B y el tétano. Registrar en el consulado español a mis chavales. Comprar medicina para todo el mes y medio. Hacerme análisis de sangre. Y creo que alguna que otra cosa que ahora no recuerdo.

No sé por qué pero siempre o casi siempre suelo dejar todo o casi todo para el último momento. Si sé que se puede hacer algo el miércoles, mejor lo hago el martes en la noche y si se puede el mismo miércoles. El problema es cuando se acumula otra tarea de repente sin haber terminado la anterior, como me está sucediendo ahora. Me quedan dos semanas para viajar al Mundial y ya se acumuló todo. Que jodido soy.

Deja un comentario

Archivado bajo Reflexión

Video de un UFO en LA

No creo en los UFOs pero este está del carajo.

http://www.bing.com/videos/watch/video/ufo-over-downtown-los-angeles/206kqmo9

Deja un comentario

Archivado bajo Curioso

Mis vicios. Parte 1

Cuando más trabajo menos me canso. Cuanto más café bebo más quiero. Si me desmadro con la comida me cuesta volver a mi dieta, o solo lo consigo regresando a casa. Si tomo Coke quiero beber siempre. Soy el rey de los vicios, menos mal que no tengo muchos que afectan a mi salud porque sino había perdido el riñón ya.

Luego sigo que pierdo el autobús…

Deja un comentario

Archivado bajo Relato