Archivo diario: Martes, 4 mayo, 2010

El viaje de Lulu

Este verano viajo a Sudáfrica. Para ayudar a Lari vendrá mi suegra, desde Virginia, durante el mes de junio, y eso ha generado un problema.

Ese de la foto es Lulu. Todo un personaje que hace las de hijo de mi suegra más que de mascota o animal de compañía. Como dice Leda, mi suegra, “Lulu no sabe que es un perro”. Por eso Lulu no sale a pasear a la calle, tampoco com3 esas bolas insípidas y mucho menos duerme por ahí tirado en cualquier rincón de la casa. Tampoco sube las escaleras, y hace ya años que treparse al sofá se convirtió en una escalada imposible. Lulu es un perro especial, o mejor dicho, es una “persona” peculiar. La cuestión es que Lulu no puede volar en avión, en realidad no le dejan, por lo que se nos presenta un drama para traer a nuestro cachorro de Virginia a Miami.

Esta raza de perros, Pug, sufre de problemas respiratorios y sumado al calor del verano, ninguna línea aérea permite que vuelen entre los meses de mayo a agosto. Lari ha llamado a más de quince compañías pero ninguna lo quiere volar. Tampoco se puede quedar en un hotel de perros porque se sentiría incómodo rodeado de tanto chucho. O sea que nada, lo más probable es que me suba en un avión y regrese con Lulu en coche. Dieciocho horas, un trayecto precioso, un “perro” y yo. Una aventura que me emociona.

A Lulu le huele la boca, le cuesta respirar, se cansa masticando y lo más probable es que tenga que parar cada 100 millas para que haga pipi, pero sé que entre tanto grito y conmoción, mi suegra estará feliz con Lulu a su lado durante un mes de verano.

3 comentarios

Archivado bajo Viaje