Archivo diario: Martes, 20 abril, 2010

Las armas, el ejercito y el pasaporte gringo

Hace un par de años estaba rellenando la aplicación de la ciudadanía estadounidense cuando llegué al apartado que preguntaba si estaría dispuesto a apoyar al país en caso de guerra. Ni siquiera respondí la pregunta, simplemente no continué el proceso y hasta la fecha sigo con el mismo estado.

Muchos pensaréis que vaya gilipollez, si lo más probable a mi edad y mi habilidad yo no valga ni para aguantar la tira esa de balas que va entrando en la metralleta, si yo las camas las hago arrugando las sábanas debajo de la colcha y cuando hicieran la prueba de los 25 centavos lo más probable rebotaran solo 10. Pero en realidad no es una cuestión de si yo pueda tirarme de un avión en paracaídas, o de si pueda estar callado en un submarino, o de si pudiera comerme la comida esa de mierda que empacan en bolsas de cartón, lo importante aquí es que estoy en contra de cualquier expresión militar o cuerpo de autoridad armada, de todo tipo de armamento sin importar su uso y ni siquiera defendería a mi país utilizando un arma, mucho menos este. Le agradezco a Estados Unidos muchas cosas, igual que apreció ciertos aspectos de otros países que estimo. Adoro el mío incondicionalmente y a todos los defendería en un debate, jugando al fútbol o a los bolos, pero apuntar con un arma a un ser humano inocente con la intención de quitarle la vida simplemente por haber nacido en otro lugar del planeta, hablar otra lengua o creer en otro Dios, eso no podría llevarlo a cabo jamás.

Llamadme cobarde si queréis, lo más probable lo sea, pero no tengo los huevos empuñar un arma y por lo tanto tampoco creo que pueda alguna vez hacerme ciudadano.

2 comentarios

Archivado bajo Relato