Archivo diario: Domingo, 21 marzo, 2010

Mi amigo El Pelao

Ya no hablo tanto con el Pelao, pero no me importa. Lo veo mucho menos que antes, pero me da igual. Cuando lo llamo para invitarlo a algo no recibo una respuesta inmediata, pero honestamente me alegra muchísimo. Mi gran amigo El Pelao está más feliz que nunca, está enamorado.

No podría, aunque quisiera, escribir todas nuestras aventuras. Desde las locuras del colegio, hasta las noches sin dormir con el PC Fútbol, pasando los días de Risk, fútbol, cenas, club literario y terapias en el momento más bajo de mi vida. Al Pelao le debo mucho, quizá lo más importante que tengo ahora y no perdí. Por eso me alegro tanto de que disfrute lo que todos merecen encontrar, el amor de su vida. Cuanto te toca no lo puedes dejar marchar. Quieres estar a su lado en todo momento, forjar la base que dará fuerza a la relación en un futuro. Vivir al máximo los mejores momentos de la pareja, hasta que más adelante descubran otros aún superiores. Me alegro tanto de verlo disfrutar después de haber pasado por momentos muy duros con sus estudios. Ejemplo a seguir para todos. Lector como jamás he conocido. El Pelao es un amigo de los de verdad, de esos que se pone el último en todo para complacer a los que le rodean. Silvio Andrés Marulanda Sáenz es tío cojonudo.

Por lo pronto felicidades y ¡disfrutad!

1 comentario

Archivado bajo Relato