Archivo diario: Domingo, 14 marzo, 2010

El terrible plan de la mujer

A veces pienso que todo es un plan minuciosamente calibrado por la mujer para hacer del hombre lo que quiera y cuando le plazca. Y no, no ha pasado nada, ni estoy molesto, ni me pegaron la bronca por algo que no hice. Solo es que a veces miro a Lari y pienso como si la mujer supiera algo que el hombre nunca podrá llegar a entender. Como si por dentro le retumbara una risa diabólica, cómplice con el resto de su género e inalcanzable por la unidireccional mente del hombre. Intuyo que la mujer tiene la respuesta a todas las preguntas que nos hacemos pero de momento ríe para si misma guardando la última carta para la última mano. No me refiero a nada en específico, más bien a todo lo que nos rodea, a las respuestas más existenciales que nublan nuestro camino, esas que la mujer esconde con recelo mientras aguarda al acecho por su momento en la historia.

En ocasiones su camuflaje inocente no es más que eso, un disfraz para confundir aún más nuestras mentes despistadas. Sin querer quitar ningún mérito al sexo opuesto, los hombres no ofrecemos ningún tipo de resistencia a este ingenioso plan que ha trazado la mujer. Caemos en sus trampas adornadas con puré de patata y frijoles negros. El sonido de la bragueta nos embriaga otorgando la combinación secreta de nuestra caja fuerte. Es tan fácil para la mujer conseguir su objetivo que estoy convencido que cuando el hombre sale victorioso es por que ha sido consentido por el sexo opuesto, con el objetivo de mantener nuestro orgullo en lo más alto. Todo con el fin de mantener su grandioso plan en su curso.

3 comentarios

Archivado bajo Reflexión