Archivo diario: Jueves, 11 febrero, 2010

La satisfacción de resolver problemas

Hace tiempo que descubrí que lo que más me gusta es resolver problemas. La satisfacción que produce resolver una situación me levanta el ánimo. Disfruto también del proceso a recorrer para consumar el objetivo. Mi madre siempre me decía que yo sería abogado, y ahora entiendo que mi propósito en las discusiones no es convencer a mi contraparte de mi punto (aunque mi mujer y mi suegra no me crean), sino llegar a una conclusión, a la verdad, resolver la duda. Por eso siempre me gustó jugar de delantero, siempre quise ser el que resolvía. Así se explica que la rutina me agobie. Prefiero los retos, los nuevos proyectos, las planificaciones desde cero, la organización de lo desorganizado. Me fascinó la psicología, no como teoría, sino por la posibilidad de resolver (aunque hay algunos que no tienen remedio). Me gustan los puzzles, las maquetas, las recetas, todas esas tareas me producen la misma sensación al terminarlas. Necesito objetivos, marcas, metas para sentir que estoy iniciando y concluyendo un proyecto, bien sea un blog, un sitio completo o una media maratón.

En todo esto hay cierto matiz de histrionismo, sí, porque negarlo. Aunque os puedo asegurar que nunca con la intención de sentirme superior, quizá importante, pero no mejor que nadie (aunque también haya otros que no me crean).

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Reflexión