Archivo diario: Jueves, 4 febrero, 2010

Los tamaños del cuerpo

Decíamos ayer que los tamaños de las personas son consistentes con su propio cuerpo y acordes a todas las necesidades de los mismos. No me refiero a la verdad absoluta sobre el tamaño de los pies y manos en relación al órgano masculino ¿o no, Enano? Tampoco quiero desarrollar sobre el famoso Hombre de Vitruvio y la Cuadratura humana de Leonardo Da Vinci. En ella nos muestran como la altura del hombre corresponde a su envergadura o que el tamaño de los pies coincide con la distancia entre la muñeca y la parte interior del codo, para más detalles leed El Código Da Vinci, por ejemplo. El punto que quiero tocar hoy es mucho más coloquial, por no decir vulgar. Aquí va una lista de reflexiones sobre nuestro maravilloso cuerpo. Inspirado por el primer punto cortesía de Lari.

 a. Los dedos.
 1. Tienen el tamaño ideal para los agujeros de la nariz. Si habéis tratado de hurgar en la nariz de vuestros hijos os  habréis  dado cuenta lo incómodo que es tener dedos más gordos que el tamaño de los agujeros.
 2. Igualmente con los oídos. Si ese meñique no tuviera el tamaño perfecto cuantas veces tendríamos que privarnos del gustillo  que da meterse el dedo.
 3. Y perfectos para las mujeres. Sería un problema, a ratos.

b. Las manos.
1. Nos tapa la cara cuando queremos llorar. Los senos a las mujeres en las sesiones de fotos. Lástima
2. Para bañarnos rápido. Si fueran de esas que circulan por ahí pequeñas tardaríamos dos horas en la ducha.
3. A los hombres para otras cosas.

c. Los brazos.
1. Son casualmente largos para rodear nuestro cuerpo y poder limpiarnos al hacer nuestras necesidades.
2. También alcanzan nuestros pies tanto para cortarnos las uñas como para atarnos los cordones. Bueno, si no tienes la barriguita muy grande como yo.

d. Las piernas.
1. Muy cortas nos llamarían trípode. Los brazos nos arrastrarían por el suelo como al orangután.
2. Muy largas nos complicaría en el retrete. Y por su puesto en los aviones.

e. Los pies.
1. Si fueran muy pequeños para nuestra altura iríamos dando bandazos.
2. Si fueran muy grandes caminaríamos haciendo círculos igual que cuando usamos los patos (chapaletas, patas de rana) de bucear.

2 comentarios

Archivado bajo Curioso