Eché el árbol de navidad a la barbacoa

Hoy quemé el árbol de navidad en la barbacoa. Cansado de que el camión de la basura no se lo llevara, decidí cortar una a una las ramas del pino seco que hace menos de un mes adornaba nuestra sala con el niño Jesús en la copa. El olor me recordó a Mallorca, a incendio de verano, a los pirómanos de turno que acababan con nuestros bosques. Por un momento pensé que algún gringo decente y aplicado llamaría a los bomberos al no distinguir el olor típico a carbón bañado en gasolina procedente de mi barbacoa.

Corté varias ramas secas de la copa del árbol. El fuego era tan alto que me recordó a las fogatas de San Jordi en Mallorca. El calor que desprendía me puso nervioso, sudé. Encima de las ramas fui dejando caer trozos de América, ese carbón artificial que deja un sabor tan característico en el paladar. Las piezas negras fueron apagando la llama del pino igual que las tropas se adentran en un país, serenas pero certeras. Los soldados fueron apaciguando la llama rebelde. Ya no hay fuego. El agitado rojo y amarillo ha desaparecido para dejar en su lugar un tranquilo gris ardiente que se va consumiendo lentamente. Alguna llama insiste en no rendirse pero pronto se pierde entre el debilitado pero ardiente carbón. Mi barbacoa recuperó su tristeza habitual. En la hierba todavía descansa parte de mi árbol de navidad. Algún día arderá sin final, por más carbón que lo salpique su llamará nunca se apagará.

8 comentarios

Archivado bajo Relato

8 Respuestas a “Eché el árbol de navidad a la barbacoa

  1. No veas como quedaron las hamburguer, jambugerr, ham.buige, ambeguer

  2. Lari

    FORGET THE F**ing burgers. I’m concerned about my freaking walls!!!!

  3. what??? todo eso??? Además voy a hacer una campana, con mi padre. Y tenemos que cerrar el trocito del aire acondicionado… y hay Super Bowl.

  4. Buenísimo, yo salí de viaje la navidad pasada, cuando regresé (a fines de enero) el árbol seguía ahí, no se quitó solito, ni se guardaron los adornos, mucho menos se tiró a la basura solo y es un problema mayúsculo convencer a los de la basura que se lo lleven. El año próximo tal vez haga lo mismo que tu.
    Saludos

  5. Te recomiendo desmenuzarlo porque arde el condenado rapidísimo. Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s