Archivo diario: Martes, 26 enero, 2010

American Airlines es una…

Cómo puedo expresar este sentimiento sin ofender a nadie, por ejemplo: American Airlines es una mierda. Creo que esta frase podría definir mis sensaciones durante este fin de semana largo.

Ayer volvimos a peder el vuelo de conexión de Chicago a Miami, viniendo de Indianápolis. La nieve, el hielo y el frío fueron las causas y como dijo Víctor, el supervisor de AA en Chicago “Nosotros no podemos controlar el tiempo” igualmente yo no puedo controlar mi ira. American Airlines se negó a pagarnos el hotel en Chicago, ofreciendo solo el 50% después de que le mostrara mi vena murciana al pobre encargado mexicano con peto amarillo fosforescente. La cuestión es que es una regla de la compañía pero como le dije a Víctor “estamos de acuerdo los dos que la regla es una pendejada para joder a los pasajeros”. El tiempo no se puede controlar, cierto, pero el invierno en Estados Unidos es bien predecible, joder, siempre llueve, nieva, hay niebla y sopla el viento. Entonces, ¿por qué tiene que pagar el pasajero por los caprichos meteorológicos? Ya nos cortaron la comida, luego nos privaron de los cacahuetes, después nos cobraron por el equipaje y ahora nos joden si nieva, y seguimos pagando un dineral por un puto pasaje.

La cuestión es que el sábado en la noche nos pasó lo mismo. Tuvimos que dormir en Chicago al perder la conexión a Indianápolis. Cuando pierdes la conexión no te dan la maleta que facturaste, o sea que tienes que pasar el día con la misma ropa con la que volaste. Yo, de pendejo, me olvidé calcetines extra y otro pantalón, por lo que llevo desde el sábado con los mismos calcetines (que eran blancos) y los mismos pantalones vaqueros (jeans) que están ya acartonados, sin afeitar porque me olvidé mi maquinilla y esas azules de los años 80 que te dan en el hotel me irritan la cara, o sea que no me extrañaría que me detuvieran en Miami con esta pinta de delincuente que tengo.

¿Cómo he sobrevivido para mantenerme fresco en este caótico viaje? Con un spray de Fresh Lavanda que me dieron el sábado en Chicago.

2 comentarios

Archivado bajo Crítica, Viaje