¿Levanta sospechas ir al cine con un amigo?

Fui al cine con mi amigo Silvio. Mientras subíamos las escaleras en busca de un asiento libre, cosa que fue bien fácil porque solo había dos chicas en toda la sala, se me ocurrió que las dos muchachas estarían pensando qué tan gay hay que ser para ir al cine con tu amigo. Tres colegas juntos es boys night out, cuatro es de pandilla adolescente, cinco o más es excursión de primaria pero dos maromos solos empieza a levantar sospechas. Al instante toda sospecha se disipó ya que la película elegida fue Avatar, una película bien heterosexual.

El caso es que mientras pasaban los aburridos comerciales comencé a pensar en las películas que dos amigos pueden ver en el cine sin que cuestionemos su sexualidad, las películas que pueden crear incertidumbre y las que no dejan duda de que si no han salido del armario están a punto de adivinar la combinación del candado.

Revisé mi historia reciente de películas en Blockbuster y esta es la lista de los últimos cuatro meses dividida en exceso de testosterona, principio de pérdida de aceite y se comen la bala.

Exceso de testosterona
The Wrestler
Taking Woodstock
The Uninvited
Contract Killers
The Devil’s Tomb

Principio de pérdida de aceite
Passengers
The Appeared
Transsiberian
The Pink Panther 2
Doubt
Adventureland

Se comen la bala
New in Town
The proposal
Julie and Julia
Caramel
Ghosts of the Girlfriend past
I love you, Man
Sunshine Cleaning

2 comentarios

Archivado bajo Reflexión

2 Respuestas a “¿Levanta sospechas ir al cine con un amigo?

  1. eduardoorbea

    jajajajajaja….ya me los imagino a los dos. Pero sabes una cosa? Peor es cuando vas a pasar un dia con un amigo a… Key West!!!! Me paso hace un par de meses con el Flaco, el que jugo un par de veces al futbol con nosotros….Y el hijo de su madre, mientras caminabamos en la Duval Street, me agarraba la mano!
    Anyway, me has hecho mear de la risa.

  2. Boludo, para matar al Flaco. Un fin de semana hace ya 12 años nos fuimos a Key West, Andoni y dos amigos más. Llegamos justo para el fin de semana gay, sin saber claro. No había hoteles disponibles, los cuatro caminando por la calle rodeados de buitres oliendo carne fresca. En fin, encontramos una habitación nada más, no recuerdo con quien me tocó dormir pero sí estábamos todos revueltos, del carajo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s