Archivo mensual: agosto 2008

Pánico en Jamaica

Son las once de la noche del jueves en Kingston, Jamaica y las cosas se están poniendo bastante feas. La tormenta tropical Gustav está en estos momentos justo encima nuestro. Los vientos son terribles, para ser sincero, parecen mayores de las 70 millas por hora como reporta el Centro Nacional de Huracanes. Estamos atrapados en el hotel. El aparcamiento está inundando con más de un metro de agua. Los autos cubiertos por encima de la puerta. La piscina se desbordó hace dos horas. El patio completo está inundado. Ahora mismo los empleados de seguridad del hotel están tumbando a martillazos la pared de la casa del vecino que es una de las cuales está haciendo de presa y manteniendo parte del agua de este lado del hotel.

Hubiéramos querido grabar todo lo que está sucediendo, poder mostrarlo en vivo. Clandestinamente grabamos las habitaciones de los empleados inundadas, los pasillos encharcados llenos de toallas. Salimos por la escalera de incendios para grabar el aparcamiento. Nos tuvimos que esconder cuando vimos, al fondo del pasillo, aparecer al manager que nos prohibió filmar. Desde mi terraza grabamos como tumbaban la pared. La luz es pésima, no sabemos como habrá quedado la imagen. Al regresar por el pasillo hacia la habitación de José fuimos descubiertos por el manager y dos guardias de seguridad, nos escoltaron hasta nuestras habitaciones y nos dieron las buenas noches.

El complejo está situado en la parte baja de una calle y el torrente de agua que baja por esa calle es tremendo. Las personas de mantenimiento, hombres de 6 pies de estatura, no pueden mantener el equilibrio por la fuerza del agua. La peor parte se encuentra en la zona de atrás del hotel, de casualidad justo donde da mi terraza. Las casas de enfrente están inundadas hasta pasada la altura de la ventana. La pared de esa propiedad la están tumbando con un martillo. Es impresionante ver la cantidad de agua que desciende por la calle y la fuerza que lleva.

En el hotel las condiciones son precarias. La planta baja, donde duerme el servicio, está totalmente inundada. Conseguimos filmar los empleados, forzados a pasar la noche aquí, saliendo de sus habitaciones con las pocas pertenencias que tenían mientras nosotros intentábamos grabar las deprimentes escenas. El agua nos llegaba a los tobillos. Las señoras no daban abasto en el segundo piso secando el agua que entraba por las ventanas. Hay toallas cubriendo todo el suelo.

Horas antes el manager del Knutsford Court Hotel nos negó a José Corcino, el camarógrafo, y a mí dos chubasqueros para salir a grabar nuestro video. No nos dejó grabar en el hotel por lo que tuvimos que salir a la zona inundada. Nos dieron dos miserables bolsas de basura que con el viento nos duraron cinco minutos. Acabamos de agua hasta la ropa interior.

Ahora, ya por fin seco en mi habitación, escucho los gritos de los empleados en la calle que corren de un lado para otro. En su voz puedo adivinar preocupación y hasta miedo. Por los pasillos del hotel las que gritan son las empleadas. También corren en los dos sentidos. Los golpes con el martillo continúan sonando. Ahora se sumaron dos golpes distintos más pero no puedo ver muy bien de donde proceden. El silbido del viento es tremendo, reconozco que estoy un poco asustado aquí sentando en la cama con el ventanal justo enfrente, sin ningún tipo de protección y doblándose hacia dentro cuando viene una ráfaga fuerte de aire.

Se supone que nos marchábamos mañana pero el aeropuerto está cerrado. No tenemos reservación para la noche del viernes y me temo que nos van a echar del hotel por grabar sin permiso, pero hoy fuimos reporteros.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Relato

Jamaica, una joya pedirda en el Caribe

Llevo dos días en Kingston, Jamaica y estoy afectado por el contraste entre la belleza del paisaje y la dejadez en que se encuentra la ciudad. He viajado por diversos lugares del continente, conozco varias zonas de México, he visto el tercer mundo en primera persona en Indonesia, pero Jamaica los supera a todos en decadencia.

Por lo general en todos estos lugares que les he mencionado hay una gran diferencia entre las zonas pobres y las zonas turísticas. La pobreza es mayor en Bali que en Jamaica, pero la zona de Nusa Dua (donde se encuentran los hoteles cinco estrellas) refleja el flujo de capital turístico. El contraste con el resto de la isla es grande, pero a pesar de la miseria, existe un espíritu de conservación de lo propio.

Esto no pasa en Jamaica, por eso digo que más que pobreza es dejadez y miseria compartidas. Las zonas turísticas de la capital están en un estado de abandono, el resto de la ciudad es deprimente. El dinero del turismo no se queda en Jamaica. Las grandes corporaciones pertenecen a extranjeros que no invierten en la mejora de la isla. La deuda externa es tan grande que el propio gobierno vive hipotecado sin poder mantener a flote su ciudad. Aún así la belleza rodea la miseria de la ciudad de una forma tan peculiar que no deja de atraerme.

La pobreza es tremenda. Niños descalzos, sin camisa pedaleando sus bicicletas que en cualquier momento pueden caer desmontadas. Cientos de personas sentadas en la calles, sin hacer nada, hablando, fumando y con ojos de abandono, se han rendido ante el sistema. Mujeres muy jóvenes cargando niños en pañales. Los huecos en las calles parecen llevar años ahí, erosionados por el tiempo y la lluvia. El calor y la agobiante humedad ralentizan todo. Las gallinas escarbando en las montañas de basura que se acumulan en las esquinas. Las cabras cruzando las calles buscando un trozo de pan duro que no le sobra a nadie. Los perros, desnutridos y cojeando, tienen el aspecto de ser más callejeros que en otros lugares. Los olores me impactan al recorrer las calles destrozadas por el paso del tiempo. Aceite quemado, comida frita, grasa, en cada esquina de los barrios pobres. Puestos de comida ambulante sucios, cocinando en barriles metálicos bajo unos toldos viejos de plástico para protegerse de las abundantes lluvias. El olor a tierra mojada no desaparece nunca al igual que la marihuana. 

A pesar de todo, la belleza es insuperable. Hay algo del paisaje, de la gente, que me atrae.  Las montañas tupidas por la espesa selva, imponentes, vigilan el atardecer en la bahía. El rojo ha invadido el ambiente. El sol, a escasos minutos de desaparecer, se deja ver entre unas gigantes nubes rojizas que marcan una  bella silueta al otro lado del puerto. Unos barcos de carga oxidados esparcidos por el lugar, el dibujo de las casas en la ladera de la montaña y el olor al agua del mar me hacen olvidar la necesidad del lugar. La humedad ha desaparecido. La noche trae una cierta esperanza tras un día de un intenso sol, un brutal calor. Las sonrisas, los ojos, la piel, la amabilidad y la belleza innata de la mujer jamaiquina superan los límites de lo exótico. Un paraíso, una joya perdida en las aguas del Caribe.

Deja un comentario

Archivado bajo Viaje

Jacques Rogge, ¿por qué no te callas?

Cómo tienes la vergüenza de decirle al jamaicano Usain Bolt que debe mostrar más respeto a sus rivales, que deber tener consonancia con el “espíritu olímpico”.

A quién quieres engañar con la farsa del espíritu olímpico. ¿Por qué no te callas? Lo mejor que puedes hacer en estos momentos es no abrir la boca después de la falta de respeto que mostraste al pueblo español, a todos los solidarios con el dolor español y por encima de todo a las familias de los 153 muertos en la tragedia de Madrid.

No me hables de espíritu olímpico cuando los Juegos se están realizando en China, una nación que no defiende los derechos humanos, pero claro compran muchas zapatillas.

No me hables de espíritu olímpico cuando el único equipo que no pasa control antidopaje de las 204 delegaciones que hay en Pekín 2008 es el “Dream Team”, pero claro estos venden muchas camisetas.

No me hables de espíritu olímpico cuando se permiten los “robos” que hemos vivido en la gimnasia a favor del anfitrión, China. Y en el boxeo, y en la lucha y en los saltos.

No me hables de espíritu olímpico cuando regalas la medalla del oro a una pareja danesa que compite con la embarcación croata al haber roto la suya en los entrenamientos.

No me hables de espíritu olímpico cuando no permites que Yang Peiyi, una niña de siete años con una voz maravillosa, cante en la ceremonia de apertura.

No me hables de espíritu olímpico cuando no permitiste al sudafricano Oscar Pistorius cumplir su sueño a pesar de ser el cuarto hombre más rápido de su país. Claro, él no compra zapatillas (y no es un chiste negro. Este chico hubiera sido la historia de los juegos).

De nuevo te repito, simplemente no hables cuando no dejas que los deportistas españoles lleven su luto, cuando no permites que la bandera española ondee a media asta, no abras la boca si no respetas nuestra tragedia. ¿Por qué no te callas?

Deja un comentario

Archivado bajo Crítica, Deporte

La nueva generación de bikini olímpico

Hay algo que me está trastornando en estos Juegos Olímpicos y es el hecho de como se ha perdido el uso del bikini en los deportes acuáticos, o casi en todos. No es justo que la marca Speedo haya evolucionado los trajes de las nadadores y en cambio no hayan encontrado un traje que haga lucir a los clavadistas menos maricones. Por eso, la famosa nadadora Amanda Beard contactó a El Mortero para iniciar la campaña ¡Salvemos el bikini, o no! Para ello, aquí y en exclusiva te mostramos la votación para la nueva generación de bikini olímpico. Vota por tu favorito y en los próximos Juegos Olímpicos las nadadoras lo estarán utilizando.

 

 La Sirenita. Escamoso, suave en las extremidades y muy veloz. No usar fuera del agua, a los dos días apestará.

 

 Lost – Cagaste, con este significa que se hundió tu barco.

 

Flash Dance – Más vale que te dediques a nadar porque en el baile hay cada marica que te va a hacer la vida imposible. 

 

 Pamela Anderson – Si quieres llegar última en todas las carreras este es el modelo que buscabas. Con ese par de siliconas te aseguramos que no te hundirás, pero no tendrás huevos a avanzar con 6 libras colgadas del pecho.

 

 Chuky Face – Si estás estreñida y no quieres que nadie se entere, el Chuky Face bikini es el tuyo. Confunde a tus rivales haciéndoles creer que estás en el papel de Chuky cuando en realidad con lo único que sueñas es con poder ir al baño una vez más.

 

 Happy Face and Orto – Si eres feliz por delante y por detrás, no te cortes y enseña tu corte a todos tus seguidores.

 

 Detenida por la policía – No te resistas, abre bien las piernas, las manos en la pared y disfruta la cacheada. Si te portas mal sacamos el guante de goma y el K-Y Jelly.

 

 Jessica Biel – ¿Usted no nada nada? No, no traje traje. Esta no tiene nada que ver con Amanda Beard pero está buenísima y hago lo que me da la gana en mi blog.

 

 The Patriot – Después de la escena de Mel Gibson tuvimos que poner toda la ropa a lavar. Las tetitas del actor neoyorquino nos dieron una idea y decidimos probar con Amanda. Nada mal ¿eh?

 

 Best bikini of the year – Sin duda uno de nuestros mejores modelos. Cómodo, fresco e ideal para la playa los domingos. Lo ofrecemos con un 90% de descuento. Si llamas ahora le regalamos un Wii y un ipod touch. Si llamas en los próximos diez minutos te incluimos un free brazilian wax de por vida, un plasma TV de 52” y una cafetera Express. ¡Por favor compra el puto Best bikini of the year!

 

 Necesito un corte de pelo – ¿No quieres el Best bikini of the year? Hiciste bien porque este es mucho más económico. Este bikini te lo regalamos. Es tuyo, dale, no te preocupes que paga la casa. Úsalo todas las veces que quieras. Úsalo, úsalo, úsalo.

 

 Buscando oro – Este es nuestro bikini más vendido. Te lo pones, te colocas en esta posición y consigues todo el oro que quieras, en serio, no falla. Compra un par de modelos y verás como el oro llegará a tu joyero diez minutos después de hacer el perrito.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Deporte, Sexo

Los Juegos Olímpicos, mientras el cuerpo aguante

Los Juegos Olímpicos me tienen muerto de sueño. Llevo tres días casi sin dormir, levantándome temprano para cubrir los resultados de la mañana y acostándome tarde viendo a Michael Phelps volar en el la piscina olímpica.

La emoción y la adrenalina me mantienen despierto. Las medallas de España me emocionaron pero también el récord mundial de Phelps y la plata de Dara Torres, nadadora de 41 años. Ayer vi el reportaje de su entrenamiento en NBC, fascinante lo de es mujer. Hoy vi el primer combate completo de esgrima de mi vida. Fue la medalla de bronce de José Luís Abajo, de Madrid, la disfruté como si hubiera sido la final de la Champions.

Rafael Nadal, Pau Gasol, David Cal y todos los españoles. También México, Argentina y por supuesto Michael Phelps. Me emocionan todos. Estamos presenciando el hecho más grande de la historia del deporte. Si Phelps consigue ganar las ocho preseas de oro sería la hazaña más extraordinaria jamás conseguida. No pienso perderme ni una sola final española. Me he propuesto ver todas las medallas que pueda conseguir España. También intentaré ver las de México y todos los deportes importantes. Sueño con cubrir los Juegos algún día, por lo pronto los viviré en vivo, por Internet o televisión, mientras el cuerpo aguante.

1 comentario

Archivado bajo Deporte

Pelis que verías una y otra vez

Hoy Marcos estaba enfermo. Nos quedamos los dos en casa, yo trabajando y él viendo Toy Story II. Yo trabajé todo el día, él, en todo el día vio cinco veces las aventuras de Woody y Buzz Lightyear. Él se entretuvo y yo me divertí, las cinco veces, viendo el cerdito, el dinosaurio y el perro salchicha.

Esta es una lista de pelis que veo cada vez que me tropiezo con ellas haciendo zapping:

Back to the Future (las tres)
Batman (todas)
Rudy
Shawshank Redemption
Mistic River
Bluestreak
– Todas las de Chevy Chase, Charlie Sheen y John Cusack
The Transporter (la primera)
The Bourne… (las tres)
The Fugitive (las tres)
– Torrente (las tres, bueno, la tercera no la he visto)
Die Hard (la tres)
Cinema Paradiso
– Belle Epoque

Gladiator
– Todo el spaghetti western de Clint Eastwood
– Todas las de Clint Eastwood
Nemo

Y por supuesto

Toy Story (las dos)
 

1 comentario

Archivado bajo Reflexión

Paris Hilton – Dumb America

I´m like tired of this hair. I think I’m going to like cut it and when I show up on the stage everybody is going to be like, “WOW, you look awesome”.

I was like so wasted man, I couldn´t get it up. I was like totally naked, she was so horny she told me she could do me like on top of the thanksgiving table. Man, I just didn´t care man, I was like numb with my Lions lossing by 31 points.

Es un insulto que esta mujer se llame París. Mobile, Omaha, Waco o Louisville hubieran sido nombres más apropiados.

1 comentario

Archivado bajo Crítica