El inodoro

Se me fastidió el inodoro. Bueno, lleva varios meses dándonos problemas y por fin decidimos comprar uno nuevo. Uno de esos que ahorran agua, y que son buenos para el medio ambiente, todo por un mundo mejor y verde. El muchacho que me lo instaló estaba en media faena, peleando con su inmensa barriga. Una barba de tres días, la punta de su lengua doblada, asomando entre los labios. Los jeans holgados, medio culo asomando y resoplando como un caballo tras correr el Kentucky Derby. Cubano, de oriente, de Sagua de Tánamo, provincia de Holguín. De repente se giró y me dijo:

-¿Cuál es la montaña más alta para ti?
-¿Eh? El Everest –le dije.
-No –me dijo convencido.
-Bueno, de siempre yo he sabido que era el Everest, en el Himalaya –insistí a la vez que pensé: ¡no, no, no! joder, que no me diga ahora que está en Cuba.
-Está en Australia –susurró con confianza sin mover sus ojos azules de mi cara.
-¿En Australia? –exclamé yo.
-Yo tengo todos esos canales: el History, el Discovery. Me sé todos los misterios. Yo veo todos esos shows de los cangrejos en Alaska, los trabajos sucios. Pregúntaselo a tu computadora –me retó a la vez que yo ya había escrito Highest mountain in Australia en Google.

El chico terminó el trabajo. Quedó todo muy limpio, el inodoro funcionando a la perfección. Le dije que lo recomendaría a mis amigos y familiares, que no es fácil encontrar gente buena en esta ciudad. Me dijo que la contraseña sería España.

PS: Por cierto. La montaña más alta de Australia (sin contar sus territorios exteriores) es Mount Kosciuszko, en las Snowy Mountains, con una altura de 2.228 metros. En cambio, la más alta en Australia, técnicamente, es Dome A o Dome Argus con 4.030 metros en la Antártida. Éste es considerado uno de los puntos más fríos del planeta, con temperaturas que llegan a los 90 grados centígrados bajo cero.

3 comentarios

Archivado bajo Curioso

3 Respuestas a “El inodoro

  1. Parece increíble todo lo que puede suceder cerca de un inodoro… la gente no me lo cree, pero las más grandes historias que tengo (que no son muchas a decir verdad) se me han ocurrido cerca o encima de un inodoro. Nada merecida la indiferencia que solemos tener con los inodoros.

  2. alejofarffann0904

    jejejejeje, crei que eras hombre monodeportemático, pero veo que también te preocupas por cagar lo menos posible nuestro mundo.

  3. Tío Tito

    HOMBRE, que me he reido de lo lindo imaginándome la escena.
    Un dia, mi madre me contó que una vez se le olvidó ponerle el seguro a la puerta de baño; ya había terminado de hacer su necesidad y se estaba limpiando con papel higiénico al mismo tiempo que se volteaba para jalarle a la cadena del inodoro cuando, en eso, uno de mis sobrinitos, muy precoz por cierto, la vió así, de espaldas y medio agachada y le dijo muy sorprendido: “¡Ay, abuela, que fea cola tienes!”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s