La duda y el miedo

Hay situaciones donde la solución está tan escondida que no queremos ni siquiera buscarla. A veces es tan clara que no la afrontamos por miedo a fracasar de nuevo, por miedo al dolor. Lo que les puedo decir es que cuando estén totalmente seguros de algo, cuando crean que lo que sienten es lo máximo, la verdad, puede ser que estén equivocados. Hay siempre que ser algo humilde para aceptar la duda. Esa duda que nos dice que quizá hay alguien que sepa algo más, que tenga una solución, que tenga las armas que necesitas para darte cuenta, primero de que estabas equivocado y luego para solucionar el problema.

La duda siempre es algo bueno. La duda significa que pensaste, pero que reconoces que en el mundo alguien pudo pensar mejor y más lejos que tú. La duda nos avisa del miedo, pero también nos prepara para enfrentarlo. El miedo no es malo. El miedo nos dice que somos humanos. El miedo nos llega cuando no dominamos la situación, cuando nos entra la duda. El miedo y la duda nos hacen más fuertes. Sin el miedo o la duda nunca sabrías si te has equivocado. El miedo y la duda nos permiten analizar la situación desde otro punto, y ahí, cuando los has intentado todo, cuando has sentido miedo y duda, ahí, sabes de verdad cual es la solución al problema.

Por eso querido amigo te digo, no tengas miedo, y duda. Duda de que tu trabajo te haga feliz, duda de si tu vida te llena, duda de ti mismo, duda de si tu manera de actuar es la correcta en todas las situaciones. Cuando te atrevas a dudar, lo más probable se apoderará de ti el miedo, pero entonces atácalo, no dudes. Utiliza todas las armas, consejos, salidas. Cuando sientas que diste todo, duda, y no tengas miedo de intentar algo más. Solo así serás mejor persona.

Yo dudé y ahora tengo miedo.

3 comentarios

Archivado bajo Reflexión

3 Respuestas a “La duda y el miedo

  1. y como se combate a estos dos, siendo honesto con nosotros mismos, sacando a relucir nuestra verdad pero es entonces cuando el exterior nos ataca con bombas de prejuicios.

  2. Bandana amarilla

    La duda y el miedo son buenos porque nos hacen ver en contraposición la conciencia del amor, que no es otra que entender que el amor llena esos espacios que ellos dejan, pues el amor es conciencia y verdad, lo opuesto ¿lo ves? Yo acabo de perder a un amor, pues los dos mirábamos con miedos y culpas. Hoy después de reconocer la muerte de ese amor corrupto puedo ver que uno debe ser escogido con los ojos abiertos. Si te escogen con dudas y miedos entonces sentirás dolor. Sólo un consejo. Mientras sientas miedo, no pongas al corazón, ni a la cabeza a tomar decisiones.

  3. A mis escasos años, ya puedo presumir de haber vivido de las dos y gacho… y nada me ha hecho sentir más fuerte que haber pasado por ahí. Y hoy, me considero verdaderamente afortunado, rodeado de gente quetecagas. (Mi frase ibérica de la semana)

    Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s