Te desmantelan la casa

El otro día en Oregon a un tío le desmantelaron la casa. El pobre hombre se llama Robert Salisbury y la broma que le gastaron no la olvidará jamás, sobre todo cuando eche en falta la tostadora. Resulta que alguien (todavía la policía no sabe quien es) puso un anuncio en el Internet (Craiglist) haciéndose pasar por el señor Salisbury, diciendo que se mudaba de la ciudad con urgencia y que estaba regalando todas sus cosas. El anuncio mostraba la dirección y no sé como, pero que la puerta de la casa estaría abierta. Invitaba a todos los interesados a pasar por casa de Robert y llevarse, sin más reparo, todo lo que quisieran.

Pues nada, que el tal Robert llega del trabajo y ve que de su casa salen cientos de extraños con su televisor, los cuchillos esos que cortan un montón que compró del anuncio en la tele, las cortinas de la bañera, la báscula, su ropa interior, el control del televisor (que no se lo lleva el mismo que se lleva la tele), dos lonchas de queso, el molde de los dientes que usa en las noches, los cubiertos de plástico y dos dientes de ajo. Robert alucina, la gente le dice que se apure que se están acabando las cosas buenas, confundiéndolo con otro interesado en el anuncio. Cuando Salisbury les grita que él es el dueño de la casa, la gente le muestra el anuncio done “él” ofrece todas sus pertenencias. La policía pudo recuperar algunas cosas pero la mayoría se dan por perdidas ya.

Estaba pensando que, como dice Gila, es solo una broma y el que no la aguante pues que se vaya del pueblo. Otras bromas que Gila consideraría buenas:

– Que tu mujer te muestre pruebas paternales (que consiguió falsificar) donde digan que tus hijos son en realidad de tu hermano, pero que igual quiere que sigas tú haciendo de padre. Entonces ¿Yo sería el tío de mis hijos? ¿Su tío, su padre? Y mi mujer, ¿sería mi cuñada? Ya me perdí.

– Le mandas un correo electrónico a la mujer de tu amigo diciéndole que su marido (tu amigo) es Drag Queen  y que cuando le dice que se va a juntar con los amigos a jugar a las cartas los lunes en la noche, en realidad es porque va a trabajar como Lola The Bailaora (su nombre artístico). Con Photoshop le mandas fotos retocadas donde se vea claro la cara de tu amigo.

– Machacas los cristales de una bombilla; los dejas así bien pequeñitos. Los echas en los limpiaparabrisas del coche de un vecino y manchas un poco el cristal con cualquier tontería. Al limpiar la luna del auto los cristalitos rallarán para siempre el cristal. (No se les ocurra hacerlo que me han dicho que funciona).

2 comentarios

Archivado bajo Cuento, Relato

2 Respuestas a “Te desmantelan la casa

  1. Jajajajajajjajaja.. enorme lo de los vidriosssss!!!
    Fanático total de las bromas pesadas me declaro… ¿Estás seguro que la puerta de tu casa está cerrada?

  2. Tío Tito

    Otro chiste:
    Un tio le preguntó al señor Salisbury “…y tú, ¿por qué te llamas Robert?”, a lo que el señor Salisbury le contesta: “Pués hombre, que creo que a mis padres les ha faltao pagar la última letra de mi nombre”.
    A lo mejor ya se lo sabian, pero resulta que siempre hay nuevas generaciones a las que hay que contárselos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s