Archivo diario: Miércoles, 11 abril, 2007

Abel Sánchez

“La envidia es una emoción experimentada por aquel que desea intensamente algo poseído por otro”, Wikipedia. Me encanta darle envidia a los envidiosos. Por lo general no soy una mala persona y no me gusta hacer sufrir a la gente, pero tengo esa manía y/o defecto, no soporto a los envidiosos. Es fácil reconocerlos, son esos individuos que al recibir noticias buenas te contestan con:“Vaaaya, ¿y eso?” o “¡Qué bien… guau!” (Se escucha una larga pausa entre el qué bien y el guau) o “Pues, felicidades ¿no?”
Y no los soporto porque me resulta incómodo. A veces prefiero ser el envidioso que el envidiado, eso me incomoda más, lo otro lo disimulo mejor.El caso es que tenía mucha razón Miguel de Unamuno cuando decía que “la envidia es el rasgo de carácter más propio de los españoles”. Por eso, a todos los hijos de Caín que hoy nos envidian, les digo, que nosotros no le tenemos a las quijadas de burro, en cambio ustedes seguirán vagando eternamente por este mundo.El Mortero

4 comentarios

Archivado bajo Reflexión