Archivo diario: Lunes, 2 abril, 2007

El Baby Shower

El sábado estuve en un Baby Shower. El de mi hermana, de niñero/fotógrafo, un dolor en la médula ósea que no veas el estar todo el día detrás de los crios, pero presiento que es para lo único que valgo últimamente. Me llaman porque sé hacer fotos, tengo buena cámara “… y ya de paso que cuide los niños”.

Hay que ver las cosas que se pueden regalar para hacer del cuidado de un bebé más ameno. He aquí la historia de una niña, que sí tuvo Baby Shower.

Andrea duerme en su blando colchón, arropada con sus sábanas y sus tiernas cobijas, mientras los cojines la rodean en su bella cuna, su cabeza descansa en su almohadita suave y el humificador, humificador, humificador humifica su habitación. De repente el Mobile deja de dar vueltas y un fuerte sonido la despierta. Los papás, Juan y Alicia, la escuchan llorar por el monitor, llegan rápido, pisan su alfombra porque la madera del suelo está un poco fría, su pijama está mojado “vaya estos pañales, pañales, pañales le quedan chicos”. La ponen en sus changing table, sacan dos wipes, wipes, wipes y wipes del calienta wipes, hay KK por todos lados. Toda limpiecita en su nuevo pañal que estaba en la bolsa de pañales. Tiran la ropa al capazo de la ropita sucia para bebés y los wipes y el pañal al cubo de los wipes y pañales sucios. Preparan la bañerita, abren el bathing kit (hay de todo). Tras el baño la secan con su juego de toallitas, después de vestirla con su ropita, ropita, ropita, ropita, ropita, ropita, ropita nueva, su madre la recuesta en su almohadita y le da de comer, ahora ya duerme tranquila en su bouncer. Se despierta, ¿ahora qué, al corral o al gimnasio? ¿Gimnasio? Vamos a pasear mejor, la amarran en su car sit, su padre conduce tranquilo por que la ve por el espejo del car sit, llegan al parque y Andrea ve los niños jugar desde su carrito mientras toma su leche en su biberón esterilizado en el esterilizador.

Pasaron tres horas y se acabaron los regalos, pero nadie regaló un manual que diga que hacer cuando llora en la noche, tiene fiebre, no quiere dormir, no quiere comer, no quiere bañarse, se enrabiieta, quiere ir al parque, quiere ver Nemo, solo quiere ver Nemo, como cambiar el pañal, como sacar los gases. Y ya veréis cuando llegue el segundo.

El Mortero

4 comentarios

Archivado bajo Relato