Reflexiones

Vale, descubristeis el secreto. Ahí, en ese lugar es donde de El Mortero machaca los pensamientos diarios, en la paz de la noche, observando como Marcos pasa de las NO REM a la REM.

Hoy todo el proceso duró unos 8 minutos, 30 menos de lo normal, por lo que los pensamientos no pudieron ser molidos mucho más de lo que aquí podréis leer.

En el primer minuto de mis reflexiones llegué a la conclusión que el DVD “The Secret” no es más que una tomadura de pelo para chuparle unos cuantos dólares a los que sufren de autoestima baja. “Si pones tu mente en algo verás que lo puedes conseguir”, no te jode, descubrieron que el bacalao es salao. Te cobran $997 por asistir a su seminario y decirte eso, os cobro yo $10 pavos y os doy el verdadero secreto “Para conseguir algo tienes que poner por narices la mente en ello”.

En los siguientes dos minutos recordé lo poco que me gusta sacar la basura. Pero no sacar el gran cubo verde de Miami Dade al frente de mi puerta sino sacar la bolsa del cubo de casa al verde. Lo que más me fastidia no es empujar hacia abajo la lata de atún, la piel de la cebolla o las cáscaras de huevo que quedaron flotando al borde del cubo, no, eso no es lo que más me jode. El momento que más odio de todo el proceso es cuando ya has conseguido aplastar toda la basura, cuando ya has localizado las dos tiras de plástico rojo con los que se supone que hagas el nudo, cuando ya has doblado ligeramente tu zona lumbar para alcanzar bien esas tiras rojas, ahí vas y tiras, sí, tiras de las tiras y todo ese perfume a mantequilla, leche, huevo, piel de zanahoria, media patata podrida y el jamón de York perdido hace un mes en el fondo de la nevera te golpea justo en la nariz pasándote la película en milésimas de segundo de toda la mierda que hay en esa bolsa.

Hablando de mierda, no os cuento que película me pasa cuando tiro de las tiras de la bolsa de diapers de mis hijos.

Del minuto 4 al minuto 5 pensé que todos los vasos y platos, en fin, toda la bajilla u objeto de cristal se rompen siempre en el último golpe contra el suelo. ¿Por qué tarde dos minutos para machacar esto? ¿Estará fallando El Mortero?

Los últimos tres minutos estuve triturando lo bien que lo paso en la hora del lunch en la cocina del trabajo. Qué levante la mano todo aquel que coincida conmigo y considere la hora del lunch como una de las más divertidas de su día. Qué triste deber ser la vida de alguien, estuve pensando al principio, si la hora del lunch es de las más entretenidas pero ya al pasar a la fase REM de Marcos llegué a la conclusión de que mi vida no es aburrida sino que la hora del lunch con los compañeros es bien divertida.

El Mortero

Deja un comentario

Archivado bajo Reflexión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s